Seguimos abiertos en nuestro horario regular y estamos aquí para ayudarlo con sus necesidades de salud durante estos tiempos difíciles.

Horario de visita

ACCIDENTES & REHABILITACIÓN FÍSICA
ACCIDENTES & REHABILITACIÓN FÍSICA

¿Qué es la causa más frecuente del dolor de espalda, y cómo se cura?


El dolor de espalda baja, media, y alta, está más frecuentemente causado por un movimiento incorrecto de la articulación vertebral que se debe a una disfunción articular que llamamos dislocación.

En este articulo, obtendrás información sobre

– Como la columna vertebral funciona
– La causa más frecuente del dolor de espalda
– Sus síntomas
– Como curar una dislocación

 

¿Qué es la columna vertebral, y cómo está formada?

En total, son 33 vértebras que forman la columna vertebral.

Eje del cuerpo, esta estructura compleja le da a la vez equilibrio (capacidad de estar de pie) y movimiento. Su función más importante es la protección del sistema nervioso. Se compone de varios elementos (vértebras, discos, ligamentos, músculos, médula espinal y nervios) que se dividen en 5 regiones: cervical, torácica, lumbar, sacra y coccígea.

 

De estas 33 vértebras, 24 son móviles: en la parte del cuello hay 7 vértebras cervicales, en la parte dorsal encontramos 12 torácicas, y la parte baja de la espalda está formada de 5 lumbares. Las 9 últimas vértebras forman dos huesos: el sacro (fusión de 5 vértebras) en la parte pélvica, y el cóccix (fusión de 4 vértebras, es el vestigio de una cola).

Una columna vertebral sana es libre de dolor y libre de movimiento. Por eso, el dolor de espalda nos indica que algo está pasando y necesita nuestra atención para cuidarlo.

 

¿Cuál es la causa más frecuente del dolor de espalda?

Una de las causas más frecuente del dolor de espalda es un movimiento incorrecto de la articulación vertebral o disfunción articular que llamamos dislocación .

Pero primero, tenemos que explicar lo que es una articulación vertebral.
En total hay aproximadamente 360 articulaciones en el cuerpo humano, 76 articulaciones en la columna vertebral y pelvis.

La articulación vertebral se compone de dos vértebras, una encima de la otra, un disco en el medio que asegura una amortiguación máxima (a condición que esté sano), ligamentos para unir los huesos juntos, músculos para permitir el movimiento, pero también la estabilidad de la articulación.

Lo más importante: entre cada vértebra salen los nervios que van al resto del cuerpo.
Los nervios que salen desde la parte cervical van hacia la cabeza, los brazos y manos.
Los que salen de la parte dorsal van hacia el tórax, costillas, órganos internos.
En cuanto a los que salen de la parte lumbar y sacral van hacia los órganos internos del abdomen (órganos digestivos y reproductivos), y hacia las piernas hasta los pies.

Cada articulación del cuerpo tiene un rango de movimiento propio. Es la angulación y dirección en las que la articulación puede moverse.
La suma de los rangos de movimiento de la columna vertebral permite movimientos de flexión, extensión, inclinación y rotación.

Cada articulación del cuerpo tiene un valor de referencia. Un movimiento incorrecto de una articulación vertebral puede ser de dos tipos: o hay demasiada movilidad, o no hay lo suficiente.
Un rango de movimiento exagerado, que superan los valores normales suelen ser un indicador de hiperlaxitud, inestabilidad articular que pueden provenir de un trauma (esguince, luxación,…) o de una enfermedad (síndrome de Ehlers-Danlos). Al revés, un rango de movimiento limitado o alterado es un indicador de dislocación .

Entonces…

 

¿Qué es una dislocación , y como se cura?

Una dislocación vertebral ocurre cuando las articulaciones de la columna vertebral se mueven incorrectamente. Se refiere a una disfunción articular vertebral: la articulación tiene un movimiento incorrecto, le falta movilidad.
Podemos decir que está bloqueada.

Las consecuencias son múltiples: una inflamación local al nivel de las vértebras afectadas, una mala comunicación nerviosa lo cual crea tensiones en los músculos y altera las funciones de los órganos, dolores locales o irradiantes.
A largo plazo, cuando las dislocaciones no son tratadas, provocan la degeneración de la articulación y del disco.

 

Los síntomas de la dislocación

Una dislocación  vertebral suele crear tensiones musculares y dolores en la zona de la dislocación . También suele crear síntomas correlacionados a distancia de la vértebra (hormigueos, falta de fuerza, perdida de sensibilidad, disfunción de un órgano,…).
No solo es el nervio que está afectado por la dislocación , sino también todo su recorrido.

Los mensajes nerviosos no pueden pasar correctamente y la parte del cuerpo relacionada con el nervio sufre de una falta de información nerviosa.
Podemos coger el ejemplo de un tubo de agua doblado para entenderlo mejor: porque el agua no puede fluir correctamente hasta la planta, sale menos del tubo, y la planta que tiene que estar regada por este tubo sufrirá de esta insuficiencia.

Dependiendo del nivel vertebral afectado (cervical, torácico, lumbar o sacral), aparecen distintos síntomas.

Por ejemplo, una dislocación  al nivel lumbar puede producir una ciática, una dislocación  al nivel del cuello puede producir dolores de cabeza, mareos, una dislocación  al nivel dorsal puede producir disfunciones de un órgano como el estómago.

Recordamos que los síntomas como hormigueos, falta de fuerza, pinchazos, entumecimiento, falta de sensibilidad, dolores irradiantes, son síntomas neurológicos y nos indican una mala comunicación nerviosa que puede venir de una dislocación , o de una hernia discal, o un nervio pinchado.

En estos casos, se recomienda consultar a un profesional de salud lo antes posible para aliviar los nervios y recuperar una comunicación nerviosa óptima antes de que se empeore la situación.

¿Como se cura una dislocación ?

La persona la más indicada para curar una dislocación es el quiropráctico. De hecho, este profesional de salud es un experto de la columna vertebral y del sistema nervioso: está formado durante 5 años para analizar, detectar y corregir las dislocaciones vertebrales.

Realiza ajustes manuales específicos de las articulaciones dislocadas, para volver a darle su movimiento correcto y restablecer la comunicación nerviosa, así el cuerpo puede sanar por sí mismo.

Si tus síntomas o dolores de espalda son debidos a una dislocación , la solución más eficiente es de tratar la dislocación  con la quiropráctica porque se enfoca en la causa del problema. El ajuste quiropráctico vuelve a poner movimiento en las articulaciones bloqueadas, lo cual ningún medicamento o substancia química puede hacer.

La quiropráctica es una solución efectiva y segura para tratar las dislocaciones vertebrales.

 

En Resumen…

La salud de la columna vertebral es muy importante.
En efecto, tener una columna vertebral libre de dislocación  vertebrales es esencial para poder disfrutar de una vida saludable. Es lo que más ayuda al funcionamiento óptimo del cuerpo en su globalidad.

El dolor de espalda baja, media, y alta, está más frecuentemente causado por una disfunción articular que llamamos dislocación .
Sin embargo, solamente el 10% de los nervios son capaces de general dolores. Por lo tanto, una dislocación  no siempre duele.

Para saber si tienes dislocaciones vertebrales, te recomendamos hacerte un chequeo vertebral con uno de nuetrsos doctors quiropráctico en Clinica Pastor .

Comments are closed

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?